¿Cuál es el mejor seguro de hogar OCU?

¿Cuál es el mejor seguro de hogar OCU?

La semana pasada la OCU presentaba los resultados de la encuesta de satisfacción sobre seguros para hogar que se efectuó entre los socios de la organización, entre los que se incluyen asegurados de las diferentes compañías. Así que si quieres saber cual es el mejor seguro de hogar OCU, en este artículo podrás averiguarlo.

Mejor seguro de hogar según la OCU

Según los encuestados y los asegurados, el seguro de hogar mejor valorado en todos los aspectos preguntados es el de la compañía Atlantis con sesenta y ocho puntos en grado de satisfacción sobre un máximo de cien. Le prosiguen en el ranking Mapfre, Santa Lucía y Catalana Occidente.

Atlantis es filial de 3 grandes grupos aseguradores (MAIF, MACIF, UnipolSai Assicurazione), que aseguran a más de 22 millones de clientes del servicio en toda Europa y de los aspectos valorados como la claridad y trasparencia de los contratos, las reparaciones y también indemnizaciones a las que se tiene derecho o el servicio de atención al cliente ha recibido la mayor puntuación en el conjunto de todos y cada uno de los elementos tratados.

En los puestos inferiores, los menos valorados, se sitúan BBVA Seguros, Pelayo, La Caixa o Caser y aclara la OCU que en la mayor parte de compañías de este tramo, las pólizas están vinculadas a las condiciones de la hipoteca y que este hecho puede afectar a la valoración de los consumidores.

mejor seguro de hogar ocu

Mejor seguro de hogar OCU, ranking de compañías

Siguiendo el criterio de satisfacción general de 0-100, esta es la lista de compañías de seguros en la categoría de hogar conforme la encuesta de la OCU:

Compañía de SegurosPuntuación (0-100)
Atlantis68
Mapfre65
Santa Lucía62
Catalana Occidente62
Allianz61
Plus Ultra61
Ocaso60
Axa59
Mutua Madrileña59
La Caixa58
Caser56
Pelayo55
BBVA Seguros54
Mejor seguro hogar ocu 2020

Según la encuesta, un 68 por ciento de los usuarios han dado parte a su seguro para hogar por lo menos una vez en los últimos cinco años.

Los aspectos que han provocado más reclamaciones por parte de los usuarios son la carencia de claridad y transparencia de los contratos, las reparaciones e indemnizaciones a las que se tiene derecho y el servicio de atención al cliente.

Desde la Organización de Usuarios nos ofrecen unas indicaciones sobre qué aspectos debemos tomar en consideración en el momento de contratar un seguro de hogar:

  • Las coberturas básicas del seguro para hogar como los daños del continente donde es esencial comprobar el tipo de siniestros que incluye la compañía aseguradora, los daños del contenido que debería tomar en consideración el valor nuevo o bien de reposición en caso de indemnización, la responsabilidad civil que en el caso de tener que abonar a otras personas por los daños causados se aconseja una cobertura de 300.000 euros como mínimo y contar con (por cinco euros más en la prima de una cobertura) de hasta 600.000 euros y finalmente, la defensa jurídica.
  • El coste medio de una póliza multirriesgo con buenas coberturas y responsabilidad civil debería estar en torno a los 250 euros anuales para una vivienda media de 120 metros cuadrados.
  • El valor que se debe asegurar es el de la reconstrucción, excluido el valor del suelo que no se asegura. El consumidor debe contratar su seguro con la compañía que le deje establecer un margen de diferencia en la valoración del quince por ciento ya antes de aplicar la “regla proporcional”.
  • Gastos como extinción, salvamento, demolición, desescombro, alojamiento temporal y pérdida de alquileres por siniestro se indemnizan fuera de la cobertura de continente y contenido hasta un límite igual al 50 por cien de la suma de los capitales contratados.
  • En caso de discrepancias entre el asegurado y la compañía se puede acudir a los juicios de arbitraje de consumo. Aspecto poco frecuente en las empresas de seguros.
  • El número de propietarios físicos o bien jurídicos de la residencia sobre el reparto proporcional de las responsabilidades, sin que cambie el capital máximo por siniestro.
  • La cobertura de la protección jurídica tanto del ámbito de la residencia como del privado.
  • La cobertura de teleasistencia informática y desplazamiento de un técnico en el caso de no resolución en recóndito. La empresa aseguradora debería aceptar los costes de desplazamiento y de mano de obra.