Todo sobre los seguros para comunidad de propietarios

Todo sobre los seguros para comunidad de propietarios

El seguro para la comunidad de propietarios es la manera más adecuada de proteger una propiedad compartida, en algunos lugares tiene carácter obligatorio, a excepción de las comunidades autónomas. Este tipo de seguro tiene muchas variantes, que ofrecen diferentes prestaciones de acuerdo con la póliza adquirida. Aquí encontrarás las características y prestaciones de los contratos que ofrecen la mayoría de las aseguradoras.

Los seguros para comunidad de propietarios

Los seguros especiales para las comunidades pueden representar un apoyo eficiente, para hacer frente a los siniestros que, de manera imprevista, pueden presentarse y causar daños en la estructura. Este tipo de seguro protege la integridad de los bienes comunes, lo cual representa una manera de cubrir tu inversión, para darle la tranquilidad necesaria a todos los propietarios y vecinos en general.

En las pólizas de los seguros para comunidad de propietarios, los edificios están protegidos ante los desperfectos, averías y daños a las áreas comunes, debido a siniestros causados tanto por el agua, como por fenómenos naturales. Se incluye también la ruptura de cristales, caso de incendio, robo y la Responsabilidad Civil.

Generalmente, las primas de este tipo de seguro se abonan con los aportes de todos los propietarios, lo cual minimiza el costo de manera considerable, además, no se puede comparar con el gasto que se origina por el daño o detrimento de los bienes comunes, cuando suceden de forma imprevista.

Cabe destacar, que los seguros para comunidad de propietarios que implican la cobertura de daños materiales o de caución, se establecen como obligatorios, tal y como lo indica la Ley de Ordenación de la Edificación.

Según estatutos de la Ley de Propiedad Horizontal, en su artículo 9, indica que la comunidad puede suscribir un contrato de seguro que cubra los daños ocasionados en el inmueble y en sus instalaciones generales.

¿Qué cubre un seguro de comunidades de propietarios?

La contratación de un seguro para la comunidad de propietarios es una buena alternativa para hacer frente a los gastos ocasionados por daños, donde resulten afectados el inmueble, los inquilinos y/o terceros.

A pesar de que tener este tipo de seguro es lo más recomendable, la condición de que se trata de un contrato voluntario para las comunidades autónomas, está explícita en el título constitutivo del inmueble, o en los estatutos por los cuales se rigen en la propiedad compartida. Cada comunidad autónoma determinará si quiere, de común acuerdo, contar con el seguro como protección de su inversión.

Sin embargo, la responsabilidad civil es una póliza de carácter obligatorio, en la cual se incluyen las indemnizaciones y fianzas en caso de siniestros, así como también se especifican los montos de la póliza, en caso de que ocurra un incendio, explosión, implosión, los daños que deja el impacto de un rayo, una inundación y el deterioro causado por actos de vandalismo.

Generalmente, de manera opcional se pueden incluir en las pólizas de seguro de una propiedad compartida en un bloque de viviendas, otras garantías que pueden ser adicionales a las estipuladas en el contrato inicial.

  • Daños eléctricos

Se trata de pólizas que cubren las averías que ocurran en los aparatos que estén conectados en una instalación eléctrica, que resulte tener algún desperfecto y ocasionen un cortocircuito o fluctuaciones en el voltaje, que afecten los aparatos de los propietarios e inquilinos en general.

  • Daños por agua

Un problema muy frecuente en las edificaciones, es que en algún momento el sistema de tuberías puede colapsar, causando averías costosas, tales como roturas de tubos que causen fugas, filtraciones, problemas con las llaves de paso o con la grifería, entre otras muchas eventualidades, que se incluyen en las pólizas como daños por agua.

  • Roturas en las áreas comunes

Las pólizas de seguros para comunidad, garantizan la cobertura por los arreglos que se deban realizar a los bienes del inmueble que hayan sufrido daños, como los espejos y adornos de la fachada de las áreas comunes, los muebles, las instalaciones sanitarias, entre otros.

  • Daños causados por eventos climáticos

Usualmente, estas pólizas tienen una cobertura amplia, que incluye siniestros causados por los eventos naturales, como por ejemplo, las filtraciones causadas por las intensas lluvias, la humedad de las paredes, los cristales o algún otro objeto roto por el efecto de las fuertes ráfagas del viento, la acción de las tormentas, problemas y deterioros causados por el granizo y la nieve, entre otros.

  • Robos

Las pólizas de seguros para las comunidades de propietarios, incluyen siempre entre sus prestaciones la cobertura para una de las eventualidades más frecuentes en las propiedades de vecinos, el robo de materiales, objetos, muebles u otros elementos, por causa de la irrupción al edificio por parte de terceros, con la intención de actuar en perjuicio de los inquilinos y propietarios del inmueble.

En algunas pólizas se incluye el robo de los fondos comunitarios por parte de los propietarios o inquilinos, además del extravío o robo de títulos de propiedad y otros documentos de esta índole.

  • Seguridad de los estacionamientos

Los vehículos que están estacionados en las áreas del parking suelen estar protegidos por las pólizas de los seguros para la comunidad, pues el estacionamiento es parte de las áreas comunes del edificio y debe contar con la protección necesaria ante cualquier eventualidad.

  • Responsabilidad Civil

Uno de los aspectos más importantes de la cobertura de Responsabilidad Civil, es que esta póliza especialmente cubre los daños a terceros, que se hayan ocasionado como consecuencia de problemas en el inmueble.

Estos casos en los que un tercero puede sufrir un evento, se refieren a causas tanto generales como particulares, que involucren a uno o más propietarios, como por ejemplo la caída de objetos a la vía pública, los cuales pueden herir gravemente a una persona que pasa o dañar un vehículo que está en el área. Además se incluye también el deterioro que pueda causar una eventualidad que se origine en el edificio hacia otro edificio cercano.

También se refiere a los daños que puedan enfrentar los empleados que tengan en la comunidad realizando sus labores de rutina. Una variación de esta póliza es que, en algunos casos, la cobertura de la Responsabilidad Civil es tan amplia que llega a cubrir a la Junta Directiva nombrada por la comunidad, con la finalidad de protegerla de sus decisiones en representación de la misma, que puedan afectar a terceros.

¿Quién contrata los seguros de la comunidad?

Los seguros para la comunidad de propietarios se adquieren luego de que los involucrados y la Junta de Propietarios se ponen de acuerdo y votan, para elegir las características del contrato para asegurar el inmueble.

Luego de obtener una mayoría simple, el Presidente de la Junta de la Comunidad adquiere la póliza de seguro mediante un acuerdo previo con los propietarios del edificio. Un administrador se encargará de buscar, comparar y asesorar a la comunidad, sobre la mejor póliza de seguros según las necesidades y características del inmueble.