Seguro moto 125cc

Seguro moto 125cc

Los Mejores Seguros para Motocicletas de 125cc. Descubre las mejores coberturas, consejos y trucos para encontrar la póliza más completa y económica. Evitar los atascos en las grandes urbes, la facilidad para estacionar y la sensación de libertad, son algunas de las razones por las cuales las motos ganan cada vez más adeptos. Las scooters y las motos de ciento veinticinco cc han llenado nuestras carreteras.

A las ventajas ya mencionadas hay que añadir ciertas contras: por servirnos de un ejemplo, su peligrosidad. Cualquier mínimo despiste -propio o bien de un tercero- puede tener consecuencias muy graves. Contar con un buen seguro para tu motocicleta de 125 cc que contemple coberturas como el Seguro del conductor (entre otras muchas) es imprescindible; y no solo para cumplir con la ley. Descúbrelo en esta guía.

Consideraciones a tener en cuenta antes de contratar el seguro de tu motocicleta de 125 cc.

Tenemos asimilado que no es exactamente lo mismo asegurar un BMW que un Seat o bien que no es lo mismo utilizar tu vehículo para trabajar durante 8 horas al día que conducirlo esporádicamente. En función de estas variables y otras muchas debemos contratar unas coberturas o bien otras. Al asegurar una moto ocurre lo mismo.

La siniestralidad en las motocicletas es una de las principales preocupaciones de las aseguradoras, en el momento de dar cobertura a estos usuarios. Es un aspecto que debes tomar en consideración, en el momento de solicitar presupuesto. También debes tenerlo en cuenta, a la hora de configurar tu seguro: se hace absolutamente imprescindible contar con una garantía que te resguarde, en el caso de daños personales en un accidente. Y se hace más indispensable cuanta mayor cilindrada tiene la moto: una moto de 125cc alcanzará, por lógica, velocidades superiores a las que alcanza un ciclomotor de 49cc. Un siniestro puede ser todavía más peligroso. En estas situaciones, el Seguro de conductor responde con indemnizaciones por fallecimiento aparte de incluir asistencia sanitaria a sus asegurados en el caso de salir malherido de un siniestro.

El empleo es algo que deberás tener en cuenta puesto que determinará la necesidad de contratar ciertas garantías. No es lo mismo emplear la motocicleta para ir de casa al trabajo, sin superar la distancia mínima exigible para la asistencia en carretera (en algunas compañías es desde el kilómetro quince) que ser uno de esos moteros a los que les encanta pasarse el fin de semana en la carretera haciendo kilómetros. En el primer caso, tal vez no sea tan imprescindible contar con Asistencia en carretera. Por el contrario, los moteros que más tiempo pasan rodando no van a poder -o bien no sería lo aconsejable- prescindir de esta garantía.

Convendrá además de esto que preste servicios como la reparación in situ, que permite contar con especialistas mecánicos para reparar la moto (siempre que sea posible) en el mismo sitio de la inmovilización, dejando de esta forma al motero proseguir su travesía sin tener que llevar la motocicleta a un taller. Lo hacen compañías como Regal, por poner un ejemplo, que incluye la ayuda mecánica de emergencia para reparaciones en el sitio de la avería que puedan solventarse en un máximo de 60 minutos. En su caso, la Asistencia en carretera es una garantía básica en cualquier modalidad de seguro para moto. Otras compañías, como Penélope Seguros, dismuye este tiempo de asistencia a 30 minutos, si bien responden a sus asegurados en caso de pinchazo. Algo que descartan otras compañías como Direct Seguros: pese a incluir la reparación in situ, en caso de pinchazo se limitan a remolcar la motocicleta a un taller.

La cobertura de hurto es muy recomendable en motos nuevas. Un hurto parcial (de alguno de sus elementos) o bien un intento de robo puede causar daños materiales esenciales en la misma. Si además de esto duerme en la calle, te interesa especialmente contar con este respaldo por parte de tu compañía. Se trata de que el seguro cumpla con tus posibles necesidades. Y de que no pagues por coberturas de más (ni te quedes con coberturas de menos).

Seguro de moto: 125cc

En definitiva, el seguro se tiene que acomodar al género de motocicleta. En el caso de las motocicletas de 125 cc, esto pasa por tener en consideración su valor. Pues una motocicleta de ciento veinticinco cc, además de ser más peligrosa que un ciclomotor de cuarenta y nueve cc, puede ser mucho más cara. Por poner unos ejemplos: las hay por menos de mil setecientos euros (1.699 euros cuesta la Keeway Zahara ciento veinticinco) pero pueden superar los cuatro mil euros, como la Yamaha 125 X-Max e incluso los 5.000 euros, en el caso del scooter Kawasaki J125 Un Seguro todo riesgo te dejará contar con una indemnización por pérdida total.

¿Qué seguros puedes contratar para tu motocicleta de 125cc?

A la hora de contratar el seguro de tu motocicleta de 125cc no debes contratar la más cara, ni la de la compañía más famosa, ni la que tenga todas las coberturas del planeta. Lo idóneo es que consigas la póliza que más se ajuste a tus necesidades. De esta forma vas a poder estar tranquilo cuando conduzcas y además ahorrar en tu seguro. Los seguros de motocicleta pueden ser de 3 tipos:

  • A terceros: Es el más asequible pero también el que menos coberturas tiene. Es el seguro básico para cumplir con la Ley. Sus coberturas son:
  • Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria.
  • Seguro de Responsabilidad Civil Voluntaria.
  • Defensa jurídica y reclamación de daños.
  • Seguro de accidente del conductor/ocupantes.
  • A terceros ampliado: Complementa al seguro básico con coberturas más concretas como asistencia en carretera, hurto, etcétera
  • A todo riesgo: Puede ser sin franquicia o con franquicia. En este segundo caso, se establece una cantidad máxima en la que, en caso de accidente, el asegurado abonará esa cantidad para hacer en frente de los daños provocados. Si el importe es mayor la cantidad sobrante la asumirá la compañía. Independientemente de una elección u otra, esta modalidad es la más completa pero la menos frecuente. Cubre todos los aspectos anteriores y asimismo los daños propios de la motocicleta. Te va a interesar si has optado por uno de los modelos más costosos de motos de 125cc. Lo habitual es que sus reparaciones sean del mismo modo costosas.

Aunque estas son las modalidades tradicionales, existe la posibilidad de encontrar otro tipo de pólizas que ofrezcan una protección que oscile entre una y otra modalidad. O que permitan ampliar la protección sumando un plus. Como Génesis y sus COMBOS o bien paquetes de garantías con los que se pueden configurar pólizas como su todo riesgo daños colisión: por un coste inferior al de un todo riesgo, tu moto queda protegida en el caso de daños por colisión con otros vehículos, personas o animales identificados. Es perfecto si estrenas motocicleta, en tanto que garantiza un vehículo nuevo en caso de siniestro total (para motocicletas de menos de un año de antigüedad). También lo hace su “Terceros Pérdida Total”, que suma a la protección básica la garantía de moto nueva por pérdida total (incendio, hurto y siniestro total).

¿Cómo puedo mejorar el seguro de mi moto?

Hay pólizas de moto cerradas, en las que no existe la posibilidad de decidir sobre las coberturas incluidas. Igual que las hay también flexibles, en las que cada conductor configura un seguro a su medida, partiendo de unas garantías mínimas. Una compañía que disponga de una larga lista de coberturas opcionales suma puntos frente a otras alternativas, especialmente si tiene en cuenta aspectos que otras no consideran. Por ejemplo: pocas compañías dan a sus moteros la posibilidad de gozar de una motocicleta de sustitución. No obstante, es una garantía opcional en los seguros de motocicleta de Línea Directa.

Las mejores coberturas del seguro para motos de ciento veinticinco

Mejorar las condiciones de tu seguro para moto pasa por buscar esas compañías que ofrecen un plus a los moteros con. Por poner un ejemplo, el de daños al casco del conductor, que puedes añadir a las pólizas terceros con incendio y robo y todo riesgo de Direct Seguros. Esta plantea indemnizaciones de hasta doscientos cincuenta euros tanto para reparación de los daños como para la reposición del casco, de ser preciso.

Mutua Madrileña, por su lado, incluye daños al casco en su modalidad a todo riesgo.

Otra ventaja que ofrece Mutua Madrileña es contar con una Revisión anual gratuita de la moto, con la que podrás tener tu moto o bien tu scooter de 125 cc siempre a punto, merced a una comprobación anual de los puntos de seguridad más esenciales por la parte de los especialistas de los talleres de Mutua Madrileña.

MAPFRE: su Chequeo anual es otro de los servicios ofrecidos por “Cuidamos tu Moto”, el Club exclusivo para clientes con moto asegurada en MAPFRE.

La cobertura legal es otro aspecto a tener en cuenta, en el momento de ganar protección en tu póliza de motocicleta. Cualquier póliza de moto ofrece defensa jurídica, pero no todas responden en caso de infracciones y sanciones. Las garantías de Administración de recursos de multas y de Cursos de recuperación de puntos son coberturas extra que no todas las compañías incluyen de serie. Las hay que ni tan siquiera las proponen como opcionales. Sí vas a poder contratarlas si optas, por ejemplo, por Reale. En su caso, también te ofrecen respaldo económico en el caso de Retirada de carné (hasta 600 euros).

Hay compañías que van más allá y ofrecen interesantes coberturas. Es el caso de MAPFRE Motocicleta y su garantía de intereses y gastos del préstamo de reparación del vehículo, para aquellos siniestros no cubiertos por la póliza. Si necesitas pedir un préstamo para poder asumir la reparación, la compañía te lo pone un poco más simple al costear los intereses y los gastos asociados al préstamo.

Aspectos como la seguridad pueden favorecer un costo más reducido de tu seguro. Y aunque nada puede asegurar la integridad de tu motocicleta, hay algunas medidas que puedes tomar para reducir ciertos riesgos y, por tanto, que esto se deje notar en la prima de tu seguro. Por ejemplo, poseer un dispositivo antirrobo: si cuentas con un localizador por GPS en tu motocicleta o tienes alarma, podrás reducir el precio del seguro, si deseas que cubra el robo.

La franquicia puede transformarse en un recurso para conseguir un seguro más económico. Cuanto más alta sea esta, más puede descender el precio de tu seguro. Es una opción más que aconsejable para los buenos conductores que nunca han dado un parte, en tanto que la franquicia implica que en el caso de que se produzca cualquier daño material cuya reparación no supere el importe de la misma, esta va a correr de tu cuenta.

Por último, y aunque pueda parecer obvio, evita pagar de más. Es decir, contrata sólo aquellas coberturas que realmente sean necesarias, teniendo en cuenta las características de tu moto de ciento veinticinco y el uso que hagas de la misma, así como su valor, su antigüedad, etc. No es exactamente lo mismo estrenar motocicleta que adquirir una de segunda mano. Como no es lo mismo una motocicleta de trial que un scooter. Pueden compartir cilindrada, pero sus necesidades son muy distintas.